La situación de los afrocolombianos en Bogotá

La Personería de Bogotá realizó el ‘foro de la afrocolombianidad’ el pasado 21 de noviembre de 2018 donde resaltó la importancia del pueblo afrocolombiano en la construcción de la ciudad. Se expuso las causas de su vulnerabilidad y se propuso soluciones para garantizar sus derechos humanos.

Por: Geraldine Murillo Rodríguez

La Personería de Bogotá decidió celebrar ‘el foro de la afrocolombianidad’ para hacer un seguimiento a la política pública de acciones afirmativas y su deber de promocionar y defender los derechos humanos de la población negra, afrocolombiana y palenquera en la ciudad y reconocer sus inconvenientes y su calidad de vida.

Foro afro

El ‘foro de la afrocolombianidad’ contó con la participación de la Alcaldía Mayor de Bogotá, la Personería de Bogotá, el Consejo Distrital afrocolombiano y palenquero, la comunidad LGBTI y personas afrocolombianas que han contribuido al reconocimiento de estas comunidades.

Antecedentes del Foro de la afrocolombianidad

Colombia es un país pluriétnico y multicultural que alberga diversos grupos étnicos con diversas costumbres que enriquecen el patrimonio cultural de la nación. Los grupos étnicos han tenido diferentes procesos históricos en los que han padecido situaciones de exclusión, discriminación y olvido por parte del Estado y la población civil, poniéndolos en condiciones de vulnerabilidad y en algunos casos al borde de la extinción.

Entre estos grupos se encuentra los afrocolombianos y palenqueros. Desde la colonización han tenido que padecer la esclavitud, el racismo, la discriminación, la violencia y el olvido. Ante estas situaciones los pueblos afrocolombianos han tenido que levantarse y alzar su voz para defender y garantizar sus derechos en todo el país.

Los grupos afrocolombianos y palenqueros son protegidos por mecanismos internacionales que hacen parte del bloque de constitucionalidad establecido en el artículo 93 de la Constitución política de 1991. El convenio 169 de la OIT garantiza el desarrollo económico, la protección y la pervivencia de los pueblos indígenas y tribales.

La Constitución Política de 1991 reconoció las luchas de los pueblos afrocolombianos y palenqueros debido a las constantes manifestaciones y exigencias de las comunidades. La ley 70 de 1993 garantiza los derechos de las comunidades afrocolombianas como colectividades y las define como: ‘el conjunto de familias de ascendencia afrocolombiana que poseen una cultura propia, comparten una historia y tienen sus propias tradiciones y costumbres dentro de la relación campo-poblado, que revelan y conservan conciencia de identidad que las distinguen de otros grupos étnicos’, Según el Centro de Pastoral Afrocolombiana (2003).

Pese a la obligación que tiene el Estado de salvaguardar los pueblos afrocolombianos en el país, no lo ha logrado, debido al desplazamiento forzado ocasionado por el conflicto armado y por falta de oportunidades dentro de los territorios. La Corte Constitucional, en la sentencia T-025 de 2004, declaró el Estado de Cosas Inconstitucionales por la fuerte ola de desplazamiento que se vivía en el país y advirtió el riesgo en el que se encontraban algunos grupos étnicos, especialmente los afrocolombianos. Sin embargo, este fenómeno no se ha logrado erradicar y por el contrario en lo transcurrido del 2018 subió el número de personas de comunidades afrodescendientes que han sido desplazadas en varias zonas del país (Ocha, 2018).

Según la Defensoría del Pueblo, en el Boletín informativo No. 3 de 2018, las comunidades campesinas, indígenas y afrocolombianas han sufrido 9 desplazamientos masivos en Colombia, ocho de ellos provenientes de Chocó, Valle del Cauca y Nariño. Muchos de ellos han llegado a Bogotá para buscar formar un nuevo proyecto de vida.

De acuerdo al informe de la Secretaría de Planeación ‘Igualdad para un buen y mejor vivir’ (2014) 115.088 afrodescendientes residen en la capital por diferentes factores. Esta situación implica el acompañamiento y la cooperación de las instituciones distritales lideradas por la Alcaldía Mayor de Bogotá para garantizar los derechos humanos, el desarrollo económico social y cultural y la pervivencia cultural. Para ello, el gobierno distrital expidió el Decreto 507 de 2017 que adopta el Plan Integral de Acciones Afirmativas. Estas acciones son el conjunto de políticas encaminadas a buscar la igualdad y protección de las comunidades en condición de vulnerabilidad o que han sido históricamente marginadas o excluidas. El Decreto integra 73 acciones distribuidas en 10 sectores: (i)Salud (ii)Educación (iii)Cultura Recreación y Deporte (iv)Desarrollo Económico(v)Integración Social (vi)Hábitat (vii)Ambiente (viii)Mujer (ix)Gobierno (x)Derechos Humanos y Postconflicto.

Foro de la afrocolombianidad

La Subsecretaría de asuntos étnicos representada por Nur Valencia expresó que el actual gobierno distrital ha garantizado los derechos humanos de las comunidades negras, afrocolombianas y palenqueras en Bogotá. El Distrito se ha adecuado al Decenio Internacional Afrodescendiente (ONU 2015-2024), elaboró el Decreto 507 de 2017 con la socialización y concertación entre las instituciones y los pueblos.

El Representante del Consejo Distrital Afrocolombiano José Francy Collazos contradijo la posición del distrito porque no se ha cumplido el Plan Integral de Acciones Afirmativas ya que no existe un presupuesto específico asignado para su desarrollo. Adicionalmente, los funcionarios tienen poco conocimiento sobre el enfoque diferencial lo que impide que el Distrito no apoye la generación de proyectos o iniciativas por parte de la comunidad.

Los sectores que presentan mayores dificultades son los de Educación e Integración Social, debido a que no se han cumplido con las acciones afirmativas concertadas con la comunidad por falta de voluntad política y por la segregación de los saberes ancestrales de los grupos étnicos. Específicamente no se ha establecido la Cátedra de Estudios Afrocolombianos y no se promueve la no discriminación a personas pertenecientes a la comunidad LGBTI. Estos dos factores están relacionados, debido a que la educación es una herramienta para mitigar el racismo, valorar a las comunidades y su aporte a la identidad colombiana.

La historiadora afrocolombiana María Isabel Mena (2018) considera que la comunidad negra, afrocolombiana y palenquera ha sido discriminada en diversos ámbitos, especialmente en la educación. Resalta que la historia de estas comunidades ha sido contada por los blancos que en su momento fueron los mismos que discriminaron, masacraron y esclavizaron al pueblo africano, impidiéndole contar la historia y expresar sus costumbres. Para combatir estas situaciones los pueblos étnicos han propuesto sistemas educativos multiculturales que permitan la expresión y la pervivencia cultural. No obstante, implementar módulos educativos que permitan la inclusión y reconozcan las luchas de los pueblos afrodescendientes en colegios y universidades ha sido complejo porque la educación solo tiene una visión euro centrista.

El no implementar un sistema educativo que incluya y permita conocer la visión de los pueblos étnicos ha permitido la reproducción del racismo, el machismo y poca aceptación a la diversidad en la sociedad. Para solucionar dichas problemáticas se tiene que comenzar a cambiar aspectos desde los hogares donde se resalte la visión y la importancia de los pueblos étnicos. Adicionalmente, las instituciones educativas deben comenzar a generar programas y proyectos que resalten la importancia del pueblo afrocolombiano y palenquero en la construcción de nación, enseñando y teniendo currículos didácticos para todas las edades.

Una de las consecuencias que ha dejado el sistema educativo es la poca aceptación, tolerancia a la diversidad materializada en la discriminación y prejuicios. La comunidad LGBTI afrocolombiana y palenquera ha tenido que soportar la exclusión de su propia comunidad y la de la población civil, y la negligencia de algunas instituciones nacionales o del Distrito. Por esto, se ven obligados a huir de sus comunidades y generar procesos de resistencia en otros lugares. Linda Sofía Vaquero (2018) enfatiza que las mujeres trans son discriminadas, no tienen un espacio LGBTI dentro del Consejo Distrital, han sido afectadas por el sistema patriarcal y machista, el cual se ha interiorizado dentro de las comunidades, han tenido que huir de sus territorios para proteger su derecho a la vida y para defender su identidad de género.

Linda Sofía Vaquero resalta que estas situaciones podrían ser evitadas si la educación girara en torno a la inclusión y al reconocimiento de que todas las personas contribuyen en la construcción de nación sin importar su etnia, religión o identidad sexual. La comunidad LGBTI afrocolombiana expresa que el Decreto 507 de 2017 no tienen suficientes medidas para la protección de dicha comunidad. Lo cual no les permite buscar una mejor calidad de vida y los pone en riesgo porque estas personas son amenazadas o asesinadas.

Finalmente, la Personería Delegada para la Defensa de los Derechos Humanos, representada por Aníbal García Dueñas, realiza un abordaje de medidas penales y las leyes que protegen a los pueblos afrocolombianos. Resalta que los foros permiten comprender, visibilizar y sensibilizar a los funcionarios sobre el enfoque diferencial. Además de conocer la perspectiva de la comunidad frente a los procesos realizados por el Distrito.

“El 21 de mayo día de la Afrocolombianidad, debe ser un día de cosecha, donde conozcamos la situación de los afrocolombianos, teniendo en cuenta datos y cifras que nos permitan dar garantía a los derechos humanos de la comunidad en contexto de ciudad” (García, 2018).

No hay información clara sobre las investigaciones y los casos atendidos por racismo en la ciudad. No obstante, las instituciones distritales deben preservar, proteger y promover los derechos de la comunidad negra, afrocolombiana y palenquera en contexto de ciudad, conforme a las obligaciones establecidas en el Convenio 169 de la OIT, el Decenio Internacional Afrocolombiano, la Constitución Política y a la Ley 70 de 1993. Ante el no cumplimiento de estas obligaciones se puede acudir a mecanismo de defensa de los derechos humanos o interponer las acciones penales pertinentes.

Actualmente no se está cumpliendo a cabalidad con el Plan Integral de Acciones Afirmativas, debido a que no se está integrando a todos los sectores de la población negra, afrocolombiana y palenquera. Adicionalmente, en el Sector de Educación y Cultura no se realizan actividades efectivas que permitan visibilizar a la comunidad afrocolombiana en la ciudad, pues la única medida que se presenta es el día de la afrocolombianidad, donde se realizan bailes característicos pero no se apuesta a una educación intercultural que permita evidenciar la cultura afrocolombiana en la construcción de ciudad y país.

Bibliografía

Centro de Pastoral Afrocolombiana . Historia del Pueblo Afrocolombiano. (Octubre de 2003). Obtenido de Tripod: http://axe-cali.tripod.com/cepac/hispafrocol/pre.htm

Defensoría Delegada para los Derechos de la Población Desplazada. Boletín Informatio No. 3. (15 de abril- 31 de mayo de 2018). Obtenido de: http://www.defensoria.gov.co/public/pdf/BoletinMayo-Desplazados.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s