‘Manual’ para no ser como el juez que mandó a un abogado defensor a examen psiquiátrico

Prospectiva en Justicia y Desarrollo analiza el perfil del juez que se requiere para responder a la sociedad colombiana, desde su autonomía e independencia, en un país en donde el 45% de su población desconfía de las instituciones judiciales.

Por: Hernando Aníbal García Dueñas

Los jueces tienen una de las mayores responsabilidades de la institucionalidad colombiana frente a la sociedad, ‘administrar justicia’.

Por eso se les exige unas condiciones humanas y profesionales especiales, para así garantizar la eficacia y eficiencia, en la tarea de juzgar y declarar lo justo.

Más aún en un país en donde según una encuesta de la firma Cifras & Conceptos, publicada en febrero de este año, el 45 % de los colombianos no confía en su justicia y solo el 3 % dice confiar plenamente. El resto se ubica en un nivel medio entre los 2 extremos.

Un ejemplo de abuso del poder judicial

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en sentencia SP15562-2014 muestra un caso de abuso de un juez de la república por tratos “humillantes” contra un abogado defensor.

Se destaca que el juez gritó al abogado, le dijo que él era “el que mandaba acá”, se negó a registrar lo sucedido en un acta y ordenó al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses examinar la condición psiquiátrica del defensor.

La Corte decidió confirmar la sentencia por la cual se condenó al juez penal por el delito de “abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto”, y le impuso pena de “multa y pérdida del cargo público”.

Perfil de Juez

A raíz del caso, la Corte señaló que los jueces no pueden hacer “prevalecer su propia voluntad sobre la de la ley con el fin de procurar objetivos personales y no el interés público”.

En este sentido, a modo de manual y para prevenir casos como el reseñado en la sentencia, Prospectiva en Justicia y Desarrollo menciona requisitos mínimos que debe tener un juez, en su condición humana y profesional:

  • Desempeñarse con respeto a la dignidad, la intimidad, la honra y el buen nombre de las personas. Aún más, cuando estas requieren de protección integral y permanente. De ahí el desprendimiento de motivos discriminatorios que incidan en la imparcialidad del juez.
  • Propender por el acceso efectivo a la administración de justicia, el cual se logra con arreglo a la ley y respeto de la igualdad a las partes.
  • Ejercer con imparcialidad sin que las decisiones judiciales estén influidas de intereses personales, políticos, ideológicos, religiosos, económicos o comerciales, que afecten su función. No verse sometido a presiones, recomendaciones, exigencias o afinidades.
  • Motivar las decisiones con convencimiento en las pruebas y de acuerdo a los criterios sustentados en la Constitución y la ley.
  • Producir las providencias en forma clara, cierta, sensata y fundadas en la seriedad, conocimiento del derecho y verdadero sentido de justicia.
  • Proceder con atención a la moral. Es decir, tener la capacidad para ejercer la función bajo el pleno conocimiento de la ley y respeto de los valores de rectitud, honestidad celeridad, eficiencia, lealtad e imparcialidad.
  • Hacer realidad los principios y valores que inspiran al Estado Social de Derecho, como la paz, la tranquilidad, el orden justo y la armonía de las relaciones sociales.
  • Atender no solo la moral y la ética, sino también el sentido de responsabilidad judicial.
  • Abstenerse de actuar en forma negligente, por el contrario el juez debe resolver en forma oportuna y diligente.
  • Resolver con acierto y con respeto de los derechos y garantías judiciales. El desacierto producto de una actuación subjetiva, caprichosa y arbitraria, tiene por consecuencia la violación del debido proceso y la constitución del error jurisdiccional, lo cual implica responsabilidad individual del juez y del Estado.

 Reflexión

Esas condiciones especiales que se deben exigir a los jueces tienen por finalidad evitar el abuso del poder judicial.

El juez debe entender que es una persona  que está en la obligación de escuchar para poder reflexionar y decidir con imparcialidad e independencia, sin influencias externas.

Además, no debe ser sesgado a situaciones mediáticas, pues es garante de la justicia.

Por esa razón, a los jueces se les debe respetar y exigir respeto para que no hagan del poder de la justicia un tribunal de infamia, y respeten los derechos y las garantías judiciales de las personas.

Anuncios

3 pensamientos en “‘Manual’ para no ser como el juez que mandó a un abogado defensor a examen psiquiátrico

  1. Pingback: Crisis en el sistema carcelario, ¿qué hacer? – Prospectiva en Justicia y Desarrollo

  2. Dado el inteligente informe, en un país que se encuentra convulcionado por la decrepitud de muchos de sus funcionarios, es bastante pertinente llegarle a la esencia de todos los funcionarios judiciales, quienes deben de robustecer nuestras desfavorecidas instituciones que le conceden en forma imparcial credibilidad por el ejemplar ejercicio del funcionario judicial, el cual en igualdad de criterios debe regir para los funcionarios investigadores y los entes de acusación; esta es otra de las formas en que nuestra sociedad debe prepararse para el futuro inmediato erradamente llamado posconflicto, toda vez que coexiste este lamentable flagelo; pero del cual la sociedad en general se debe apartar y creer con hechos ciertos nuestra nueva realidad político social.

    Me gusta

  3. Pingback: Corte pone límites al Código de Policía para proteger derechos de reunión e inviolabilidad del domicilio – Prospectiva en Justicia y Desarrollo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s