Perfil en homenaje a Enrique Olaya Herrera, en los 80 años de su muerte

Un 18 de febrero de hace 8 décadas murió el hombre que a principios del siglo XX tomó las banderas de Colombia, la modernización y del Partido Liberal, símbolos que defendió en tiempos de dominio conservador, la guerra de los mil días, las aspiraciones desde entonces de Nicaragua sobre San Andrés y Providencia y el férreo gobierno del general Rafael Reyes. Su paso por la presidencia incluyó acciones claves para solucionar crisis económicas, soportar la oposición de Laureano Gómez,  y salir intacto del conflicto armado contra Perú, donde el país pudo haber perdido el sur de la región de la Amazonía.

Por: Alejandro García Hernández

Enrique Olaya Herrera cumple 80 años de muerto, evento sucedido en Roma, cuando era embajador en la santa sede del Vaticano. Quien fuese una de las figuras emblemáticas en la historia del Partido Liberal, nació en Guateque, Boyacá, el 12 de noviembre de 1880.

Perteneció a la ‘Generación del Centenario’, como se le llamó a personajes de la política nacional nacidos entre 1880 y 1895. Creció en un ambiente de lucha entre el tradicionalismo y el modernismo, la cual llegó a su más alta confrontación en la Guerra de los Mil Días, época en la que con 20 años se unió al bando de los liberales revolucionarios.

Bajo la tutela de los generales Rafael Uribe Uribe y Benjamín Herrera fue seducido por el mundo de la política y las ideas del Partido Liberal.

En 1909, el joven Olaya tomó las banderas de las inconformidades de sectores de la población y lideró el movimiento estudiantil contra la administración del general Rafael Reyes.

Según Rodríguez (1980),  el gobierno de Reyes cayó ante el movimiento bipartidista de la ‘Unión Republicana’, con los ideales de la restauración de la república y el exterminio de un régimen personalista, que en palabras de Enrique Olaya Herrera había sintetizado la legislación en “la orden verbal y el mandato del gendarme”, en donde no había control de los caudales públicos y el presupuesto enriquecía solo a los allegados del general Reyes.

Enrique Olaya afirmó entonces que “el país debe a la Unión Republicana la vuelta a la vida en el Derecho”, pese a que su mentor Rafael Uribe Uribe no lo veía de tal forma, pues anotaba que el republicanismo era otra de las maniobras de los conservadores para seguir gobernando.

Tras la infame muerte del caudillo del Partido Liberal, Rafael Uribe Uribe, luego de dos hachazos en la cabeza en las escaleras del Senado, Enrique Olaya promovió la unión de ese partido.

Olaya ocupó altos cargos en la administración pública. Durante su embajada en Washington se destaca su gestión en  la contratación de la ‘Misión Kemmerer’, que organizó las finanzas públicas del país.

De igual forma, gestionó el pago a Colombia de 25 millones de dólares por parte de Estados Unidos, por concepto de indemnización por la pérdida de Panamá, que según Enrique Santos (1935) fueron “vanamente derrochados, y (…) no le dejaron al país (…) ni una quinta parte de su valor”.Vea el Perfil de Pedro Nel Ospina, el presidente que recibió una Colombia rica y la dejó en la quiebra

Otra acción de importancia para Olaya Herrera, como embajador, fue en el pleito con Nicaragua de 1928, por la soberanía de las islas de San Andrés y Providencia, la costa de Mosquitos y la Isla Manglares.

Dicha problemática terminó con la intervención discreta de Estados Unidos y la suscripción del tratado Esguerra-Bercenas, con el que el país centroamericano se comprometió a renunciar a las pretensiones sobre San Andrés y Providencia, y  en donde Colombia renunciaba a las propias sobre la costa de Mosquitos y la Isla Manglares.

Enrique Olaya Herrera fue electo presidente en 1930. Según la editorial de historia Thema (1991) ganó gracias a la división del Partido Conservador que propuso dos candidatos: Alfredo Vásquez Cobo y Guillermo Valencia.

De este modo, se dio por terminada la hegemonía conservadora instaurada en el poder desde 1882, que dejó avances en infraestructura gracias a la indemnización dada por Estados Unidos, pero cuyas inversiones no se vieron representadas en cambios para detener el atraso social y la pobreza del país.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según Restrepo (2004), la campaña presidencial de Olaya Herrera fue innovadora por el uso del transporte aéreo y de la radio, que pintó en el liberal una imagen de un personaje capaz de lograr transformaciones.

El día de la elección la mayoría liberal se volcó en las urnas con la esperanza de ganar y establecer un cambio histórico que diera fin al antiguo régimen conservador.

Como presidente, Olaya recibió un país con la mayor crisis económica del siglo XX. Según Sanclemente (2006), el territorio nacional tenía un déficit fiscal del 60 % de presupuesto nacional, promovido en parte por la crisis del 29, situación que dejó las arcas del Estado sin recursos para cubrir el salario de funcionarios, las necesidades básicas de la población y la deuda externa.

Por la falta de dinero, la prioridad de Olaya Herrera fue motivar una restauración económica, con políticas públicas como:

  1. El fortalecimiento de las relaciones comerciales y financieras con Estados Unidos.
  2. Crear el control de cambios para evitar la fuga del oro.
  3. Modificar la Ley de aduanas para proteger la producción nacional.
  4. Revisar las rentas y reorganizar su control.
  5. Fortalecer las regiones con el pago de las transferencias.
  6. Crear la caja de crédito agrario para impulsar la agricultura.
  7. Realizar la reforma administrativa del Estado.
  8. Promover la industria petrolífera a través del capital extranjero.
  9. Fortalecer la Federación de Cafeteros.
  10. Impulsar la construcción de ferrocarriles, carreteras, aeropuertos y vías navegables.

Según la revista Credencial Historia (2005), el gobierno de Olaya sufrió tensiones por la oposición agresiva, hostil y violenta de Laureano Gómez y otros miembros del Partido Conservador, nacida de ataques pasionales e injustos.

En respuesta, el presidente liberal incluyó en su administración a conservadores opositores a Laureano Gómez y estrechó relaciones con los Estados Unidos, para lograr capacidad operativa, ejecutar sus programas y acceder a préstamos que requería el país. Vea el Perfil de Roberto Urdaneta Arbeláez, Presidente conservador que buscó el desarrollo del país

De hecho, la presidencia de Olaya Herrera se destacó por su estrecha relación con el país norteamericano. Por ello, Según Thema (1991), el entonces jefe de Estado cedió ante los requerimientos de los estadounidenses en la explotación del petróleo.

Además, es recordado su respaldo a la United Fruit Company, la cual enfrentaba el escándalo de la masacre de las bananeras, por las huelgas de sus trabajadores.

Pese a ello, como presidente, Olaya no desconoció la importancia de los trabajadores y durante su gobierno promovió leyes en favor de clases obreras, que incluían la aceptación del sindicalismo, la jornada laboral de 8 horas y sobre la jubilación, lo cual despertó la conciencia de las masas de trabajadores que permitió la ‘revolución en marcha’ de Alfonso López Pumarejo.

De presidente, Olaya también se caracterizó por impulsar políticas socio-económicas en el campo de la educación, la reforma agraria y en el de los derechos de las mujeres.

A su vez, enfrentó a Perú en la guerra de 1932, en la cual compró armas y barcos, contrató aviadores, construyó caminos de acceso y unificó al país.

El plan de Perú, en ese entonces, era hacerse con la región colombiana conocida como el Trapecio Amazónico, ubicado en el sur del departamento colombiano del Amazonas y que pasa por Leticia.

Para lograrlo, el gobierno peruano planeaba iniciar las confrontaciones con Colombia y acabarlas por medio de una conciliación en la que se les concediera el territorio.

Ante tal pretensión, Olaya Herrara declinó la conciliación, se ubicó en el Amazonas con seis barcos comprados en Europa y gestionó la diplomacia ante la Liga de las Naciones en Ginebra.

Pese a los intentos diplomáticos, las pretensiones de Perú eran determinadas y desde ese país se ordenó un ataque aéreo a los barcos de Colombia el 14 de febrero de 1933, el cual falló.

La guerra terminó el 30 de abril de 1933 con el asesinato a manos de un opositor político del presidente peruano Luis Miguel Sánchez Cerro. Luego, el 25 de mayo de 1933 se culminaron los diálogos de paz en Ginebra, Suiza.

Tras 80 años de muerto, a Olaya Herrera se le considera uno de los presidentes más populares del país. Su gobierno terminó el 5 de agosto de 1934. Según Capitolium (1935), aquel día el pueblo colombiano se reunió a rendirle homenaje y recibir con expectativa al nuevo inquilino de la Casa de Nariño, Alfonso López Pumarejo, con el que se continuaba lo que se llamaría luego en los libros de historia la ‘hegemonía liberal’.

La llegada de López Pumarejo no apagó la aspiración de Enrique Olaya de ser de nuevo presidente, sueño que se vio truncado hace 8 décadas, con su inesperada muerte en Roma, a causa de una trombosis que fulminó a la figura liberal, retratada en este perfil, un 18 de febrero de 1937 a los 57 años.

olaya-herrera-nota

Fuentes de este perfil

  • “Enrique Olaya Herrera” en “Personajes del mundo”. Thema. Tercera edición. Bogotá. 1991.
  • Bejarano, Jesús. “La economía”. En “Manual de Historia de Colombia”. Tomo III. Tercera Edición. Procultura S.A. Instituto Colombiano de Cultura. 1984
  • “Homenaje al doctor Enrique Olaya Herrera, presidente de la República de 1930 a 1934”. Capitolium. Bogotá. 1935.
  • Bonitto. “A las dos de la madrugado comenzó la última crisis”. El Tiempo. 19 de febrero de 1937. Consultado el 15 de febrero de 2017.
  • Restrepo, Giovanni. “Elección de Enrique Olaya Herrera: el fin de la hegemonía. La llegada de los liberales al poder puso fin a medio siglo de gobiernos conservadores y encaminó el país hacia la modernidad” Semana (Bogotá) No. 1152 (Mayo/Jun. 2004). p. 158-160.
  • Revista Credencial historia (Bogotá). No. 183 (Mar. 2005).
  • Rodríguez, Gustavo. “Olaya Herrera, político, estadista y caudillo”. Consigna (Bogotá). Vol. 4, no. 154 (Feb. 1980). p. 21-24.
  • Sanclemente, Carlos. “Semblanza de Enrique Olaya Herrera”. Boletín de Historia y Antigüedades (Bogotá).  Vol. 93, no. 834 (Jul. /Sep. 2006). p. 587-596.
  • Ocampo, Javier “Enrique Olaya Herrera” en “Los presidentes de Colombia nacidos en Boyacá”. Academia Boyacense de Historia. Gobernación de Boyacá. Tunja. 2014.
Anuncios

Un pensamiento en “Perfil en homenaje a Enrique Olaya Herrera, en los 80 años de su muerte

  1. Pingback: Pedro Nel Ospina, el presidente que recibió una Colombia rica y la dejó en la quiebra – Prospectiva en Justicia y Desarrollo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s