Corte Constitucional condena a EPS por negarse a practicar aborto

La Corte ordenó a SaludCoop pagar y reparar todos los perjuicios causados a una ciudadana por la violación del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, en una de las tres condiciones admitidas. Hubo demoras en el diagnóstico de la paciente y la EPS no contaba con la capacidad de realizar el procedimiento. El niño nació en septiembre del año pasado, con hidrocefalia bilateral no comunicante.

Por: Sergio García Hernández

La Corte Constitucional por medio de la Sentencia T-301 de 2016  condenó a SaludCoop por negarse a practicar un aborto a una mujer a la que llama Rosa, para proteger su identidad, que gestaba un ‘nasciturus’, como se define al feto, al que se le diagnosticó hidrocefalia bilateral no comunicante.

La liquidación de perjuicios la realizará un Juez Administrativo de Bogotá en tres meses. De acuerdo con la sentencia, como la EPS está en proceso de liquidación, el Agente Especial Liquidador a cargo del proceso de SaludCoop constituirá una reserva razonable con las sumas de dinero o bienes que corresponderían a la indemnización.

Además, la Corte ordenó autorizar el cubrimiento total del tratamiento integral, procedimientos, cirugías, medicamentos, transporte, pañales y/o alimentos necesarios para el manejo de la enfermedad que padece el niño, nacido hace un año.

La Corte aclara en la sentencia que la indemnización tiene su motivo en las vulneraciones a los derechos fundamentales de la ciudadana, y que “el alumbramiento de una criatura, así sea en circunstancias adversas o indeseadas, no puede ser calificada, bajo ningún supuesto, como el acaecimiento de un daño”. Lea la sentencia completa

aborto-sentencia

La historia

El 7 de julio de 2015, la Unidad de Alto Riesgo Gineco Obstétrico de la Clínica Materno Infantil de SaludCoop le informó a Rosa sobre la enfermedad. Allí una ginecóloga le explicó los hallazgos ecográficos del nasciturus y le informó sobre la posibilidad de interrumpir voluntariamente el embarazo.

Todo esto ocurrió en la semana 27 de embarazo, pese a que desde la semana 20.6, una ecografía de control ya mostraba al nasciturus con hidrocefalia. El diagnóstico en detalle tardó 6 semanas, que terminaron por marcar la imposibilidad de practicar el aborto.

Rosa fue remitida por SaludCoop con 27 semanas de embarazo al Hospital de San José de Bogotá para que se le practicara el aborto.

Sin embargo, el centro de salud al analizar la situación de la paciente dijo que “cuenta con limitantes técnicas, motivo por el cual continuamos con el proceso de interrupción y se deriva a la EPS, la cual ha sido debidamente informada del caso”.

Este argumento fue considerado como válido por la Corte, pues el alto tribunal consideró que el hospital se vio limitado a practicar el aborto debido a las semanas de embarazo de Rosa, quien quedó en manos de SaludCoop, para que fuera remitida a otro centro de salud con la capacidad para realizar el procedimiento.

En esa situación, SaludCoop no logró adelantar los trámites administrativos para que otra clínica practicara el aborto, lo que imposibilitó que se llevara a cabo el procedimiento, que la Corte decidiera sancionar a la EPS, y que el niño naciera con la enfermedad.

Cabe resaltar que en Colombia el aborto es un delito, pero que la Corte por medio de la Sentencia C-355 de 2006 moduló para que fuese permitido como parte de los derechos fundamentales de las mujeres en 3 casos: cuando el embarazo pone en riesgo evidente la vida de la madre, cuando se diagnostican con certeza malformaciones embrionarias o fetales que riñen con la supervivencia extrauterina, y cuando el embarazo es producto de violación.

La alta magistratura consideró que en el caso de Rosa se vulneró el derecho fundamental a la interrupción voluntaria del embarazo al no practicarse el procedimiento, a pesar de que la paciente había alegado la ocurrencia de “grave peligro para la vida de la madre por afectación psicológica, e  inviabilidad del feto”.

De esta manera, Colombia tiene un nuevo precedente judicial sobre el aborto, y un niño nacido al que se le debe garantizar sus condiciones dignas de vida, pese a una enfermedad que daña el tejido nervioso de su cerebro y agranda los ventrículos cerebrales.

Anuncios

2 pensamientos en “Corte Constitucional condena a EPS por negarse a practicar aborto

  1. Pingback: 8,4% de las adolescentes colombianas fueron mamás en la última década – Prospectiva en Justicia y Desarrollo

  2. Pingback: Corte reitera que indígenas pueden pagar condenas en sus resguardos – Prospectiva en Justicia y Desarrollo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s