Corte Constitucional ordena garantizar educación en zona del Caquetá

La Corte solicita a la Gobernación del departamento y al Ministerio de Educación Nacional, revisar y ajustar los métodos para identificar la demanda educativa en la vereda La Cabaña, del municipio El Paujil, con el fin de establecer las necesidades reales de sus habitantes.

Por: Prospectiva en Justicia y Desarrollo

En la sentencia T-085/17, la Corte Constitucional pide que se garantice la educación para los niños de la vereda La Cabaña, en Caquetá.

La corporación emitió la decisión en respuesta a una acción de tutela que reclama afectaciones a derechos fundamentales a la educación y la dignidad, luego de que se negaran las gestiones necesarias para nombrar un docente en la escuela de ese lugar.

La tutela reclama la ausencia del nombramiento de un docente por parte de la Secretaría de Educación Departamental y la Gobernación del Caquetá.

La acción se dio luego de que varios padres de familia de la vereda La Cabaña le informaron a la personera municipal que desde hace cuatro años sus hijos no reciben clase en la escuela cercana.

“Sin nombramiento de un docente en esa escuela, los niños y niñas de la vereda se ven obligados a hacer largos, difíciles y peligrosos recorridos hacia las veredas más cercanas para recibir clase. Entretanto la escuela, a pesar de tener la infraestructura necesaria y computadores para funcionar, se encuentra en estado de abandono”, cita la personera en la sentencia.

Ante esa situación, el 11 de mayo de 2016, la personera acudió al juez constitucional para que este ordenara a los accionados adoptar las medidas necesarias para proveer un docente de planta en la escuela de La Cabaña.

caquetá sentencia1

La asignación de un profesor en mayo de 2016 no se materializó en la realidad. Foto:  CeDeC

El nombramiento se hizo en lo nominal el 24 de mayo de 2016 pues se profirió un decreto que reconoció el estatus provisional de un docente amenazado y la comisionó en el Instituto de Educación Rural Rafael Uribe Uribe.

Sin embargo, en la sentencia se lee que el nombramiento y ejercicio de las funciones pedagógicas de una docente se da desde agosto de 2016. Allí se aclara que la asignación de una profesora en mayo del mismo año fue meramente nominal y nunca se materializó.

Ante el caso, la alta corporación dijo que la administración departamental ha mostrado cierta incapacidad para determinar y para atender oportunamente las necesidades educativas en esa área rural.

“Ante una posible falta de docente en la zona, que puede presentarse por cualquier razón, los menores de edad se verían en las mismas circunstancias que llevaron a la accionante a formular esta petición de amparo para ellos”, anota la Corte.

Por esta situación, la corporación ordena a la Gobernación del Caquetá y al Ministerio de Educación Nacional, revisar y ajustar los métodos para identificar la demanda educativa en la vereda La Cabaña, del municipio El Paujil.

Es específico, la Corte señala en su sentencia que la Gobernación del Caquetá, debe hacer un censo de la población en edad escolar que habita en la vereda, para establecer las necesidades educativas actuales de la zona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s